Adios preocupaciones

¿Amargas tu presente lamentándote por tus errores pasados o por sucesos que ocurrieron tiempo atrás? ¿Huyes del presente soñando con otro futuro más ideal? ¿Repasas lo que te han dicho, lo que deberías haber hecho tú y no hiciste o dijiste?

Existe una “receta rápida” o pauta para poder reducir nuestro ruido mental de preocupación. Todos sabemos que preocuparnos no sirve de nada, puesto que mientras estamos en esa “rumiación” no somos capaces de afrontar ni cambiar nada. Pero…¿Cómo dejamos de preocuparnos, cómo salimos de nuestra mente?

Te proponemos una sencilla técnica que sólo tiene 3 pasos:

  1. ¿Qué es lo peor que puede sucederme…?Analiza la situación de forma valiente y honesta e imagina qué es lo peor que podría ocurrirte por ello
  2. Encara lo peor. Después de imaginarte lo peor que pudiera ocurrirte, hazte uno con ello, no luches, acéptalo.  Hazte a la idea de que eso, lo peor, está pasando. Aunque te extrañe seguramente sentirás paz, ya que lo que rechazamos nos destruye y lo que aceptamos nos transforma.
  3. El paso 3 es mejorar lo peor: dedicar tiempo y energía a mejorar lo peor que ya tienes aceptado.

Una de las peores características de la preocupación es que destruye nuestra capacidad de concentración. Pero cuando nos obligamos a encarar lo peor y lo aceptamos mentalmente nos colocamos en condiciones de concentrarnos en nuestro problema.

Estos tres sencillos pasos nos saca de las nubes negras en las que andamos a tientas cuando las obsesiones nos ciegan

Decía William James a sus alumnos:

“Aceptad que haya sido así…

Aceptad que haya sido así, porque la aceptación es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier calamidad”

Lin Yutang, filósofo chino, escribía en “La importancia de vivir”:

“La verdadera paz de espíritu viene de la aceptación de lo peor.

Psicológicamente creo que eso significa una liberación de energía”

img_9737.jpgCuando aceptamos lo peor ya no tenemos nada que perder, y por tanto todo que ganar. Sientes alivio y puedes pensar!! Y aún mejor: actuar!!

Es muy importante interiorizar estos pasos, apuntarlo y emplearlos a menudo. Mira tus obsesiones como oportunidades para practicarlos. Recuerda lo que decía el doctor Alexis Carrel: Aquellos que no saben cómo combatir la preocupación mueren jóvenes, o al menos se les hace la vida muy larga.

La otra regla fundamental para ser feliz y controlar las obsesiones es:

 


Vive el presente. Vive solamente el día de hoy. Aprende a meditar, practica el mindfulness…

Con ambas cosas, la regla de los tres pasos y la vivencia del presente sentirás la gran liberación que estabas buscando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s