Cuando la comida es nuestra única felicidad

Nadie es indifente a la comida. Todos la necesitamos, todos “dependemos” de ella.

Desde que llegamos a este mundo hacemos una profunda asociación entre comida y placer. El dolor emocional se calma, aunque sólo sea a corto plazo, con comida, con alcohol o con otras drogas..
magdalenacorazonCuando comer se convierte en la fuente principal de felicidad, o incluso la única, estamos ante la presencia de un problema. El desafío entonces es buscar otros placeres positivos reales
Cuando la comida es un problema ya no se puede sistinguir la genuina hambre de alimentos de otros “anhelos disfrazados”. El hambre es una señal que proviene del interior de nuestro cuerpo, pero en muchas ocasiones ya no sabemos cómo escucharlo.
Para aprender de nuevo a escuchar el cuerpo tenemos que ser conscientes, salir de los actos automáticos.

Te invito a que hagas esta semana un ejercicio: Antes de empezar a comer en tus 5 comidas principales o en cualquier picoteo, para y haz dos respiraciones profundas. Pon tu mano sobre el estómago y pregúntate: ¿realmente tengo hambre? ¿de dónde viene mi deseo de comer? ¿dónde siento mi hambre? ¿qué es lo que en realidad quiero?
Cuando empieze a comer de vez en cuando vuelva a preguntarse, confirma tu nivel de satisfacción.
Recuerda que es preferible no comer más de 3/4 partes de la capacidad de tu estómago.
Nuestro cuerpo sabe cuánto necesitamos. Nadie puede o debe decirle cuánto debe comer, ni cuánto debe pesar. Sólo necesitas tomar conciencia de la sabiduría interna de tu cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s